sábado, 30 de xaneiro de 2010

MIRAME

   Pasaste por mi lado sin sentirme, sin olerme, sin verme
   pasaste como si nada, pero yo te sentí, te olí, te ví, te oí
   todos mis sentidos te percibieron, todos menos el tacto
   no pude tocarte y hacerte sentir mi ser, rozando tus poros
   mi mano no te alcanzó, pasaste como un suspiro, y no me viste.


   Yo te ví, te sentí, te olí, y me quede con tu olor
   que penetra en mis entrañas y me quema, me quema
   hasta lo más profundo de mi esencia, que ya no es lo que era
   pues le falta tu tacto, le faltan caricias, besos, abrazos.


   Tristes recuerdos de un aroma que se pierde a cada paso
   lejanos se van quedando en un camino perdido
   por el que no volveré a pasar, para no tener que recordar
   todo lo que no perciben mis sentidos.



                                            

7 comentarios:

Jose Jaime dixo...

Que malo es el amor perdido, bellas letras.

Abrazo

Meiga dixo...

Gracias, un abrazo para tí también.

El ave peregrina dixo...

Sin quererlo a veces nos quedamos impregnados de la esencia del amor...tan solo con verle o mirarle.
Un agarimoso saludo.

jaud dixo...

El tacto es tan vital, aunque una mirada nos defina un monmento, sin embargo, quedarse con las ansias, sólo con un olor que se esfuma de a poco, no se vivie completamente. BOnito poema. Gracias por pasarte por mi blog.

Meiga dixo...

Un agarimoso saudo para tí tamén, gracias por la visita Ave Peregrina.

Meiga dixo...

Gracias por tu seguimiento Jaud, yo seguiré visitando tu rincón, tienes un blog fantástico, un saludo.

Ernesto. dixo...

Hola Sonia, sentida expresión de sentimientos hecha juego de palabras...

A través de ellas casi se percibe el momento en que todo sucedió... ¿en Compostela?... para no tener que recordar ese aroma que se pierde a cada paso...

Bello...
Ernesto.

NA PROCURA DE SEU

Perdín o norte nunca o tiven camiño sen rumbo na procura dunha persoa esquecida pode que nunca a perdera pode que estivera sempre en mi...