xoves, 13 de xaneiro de 2011

Recordandote

Perdida entre tinieblas estoy,
tus ojos, mis luceros
donde están?
que no me alumbran.

Caminando por la senda
                     del olvido,
un día recordé tus caricias
añoré aquellas mañanas,
entre sábanas cobijada.

Hoy vivo de noche,
en su oscuridad, me refugio.

Cuan alegres fueron mis mañanas,
más tristes y quejosas son mis noches.

4 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dixo...

Meiga,las tinieblas nos llevan a esa tristeza que se apodera...y no nos deja ser...
Los recuerdos nos hacen revivir...pero a veces por nuestro bien...es mejor despacharlos.

Un abrazo y ¡Feliz Año!

Meiga dixo...

Feliz Año, Ave Peregrina

Mónica dixo...

Quérote moito tita Sonia: Moni

Meiga dixo...

Y eu a tí tamén, bicos.

NA PROCURA DE SEU

Perdín o norte nunca o tiven camiño sen rumbo na procura dunha persoa esquecida pode que nunca a perdera pode que estivera sempre en mi...