"PIEL"

Rasgaron las vestiduras
sin contemplaciones,
hasta que se vio la piel,
desnuda, blanca,
inocente piel.
Piel que se tiñó de rojo
por la avaricia del látigo.

Allí permaneció, en la plaza
tirada en el suelo
teñida de rojo, dolida,
bajo la fría mirada de su verdugo.

Comentarios

Publicacións populares